Moda y mensajes desde Washington

A partir de hoy se siente un aire muy refrescante desde los Estados Unidos. Analizando las prendas y el estilo de los protagonistas en la toma de protesta del presidente Joe Biden, nos llegan mensajes muy poderosos.


Terminé en Nueva York


Yo quería ir a Washington para ver cómo sacaban a patadas al Presidente Calabaza de la Casa Blanca.


Pero la ciudad estaba toda cerrada porque unos viejos mensos asaltaron el Capitolio hace unos días y andaban todos muy paranoicos.

Así que no tuve más remedio que venir a Nueva York y quedarme en el depa de una amiga mía que vive aquí desde que se casó. Su terraza está divina y fue el lugar perfecto para ver la llegada de una nueva era a los Estados Unidos.


¿Qué vistió la pareja protagonista?


Me conecté a las principales transmisiones de la histórica jornada y me dio mucho gusto ver el Capitolio ya muy lindo y decorado. Habían reparado rápidamente lo que los insurrectos habían roto o saqueado.

Lo primero que me llamó la atención fue el hermoso color que Jill Biden eligió para asistir a la investidura de su marido como presidente. Se trataba de un azul océano muy relajante y adecuado para calmar los ánimos reinantes. Como marca de los tiempos, su cubrebocas hacía juego con su vestuario.

Su vestido y abrigo, hacían juego y eran de la firma Markarian de la diseñadora estadounidense Alexandra O´Neill, quien creó este exquisito traje en lana, tweed, terciopelo y detalles de Swarovski especialmente para la nueva Primera Dama.

Al momento en que Joe Biden juró, con la mano sobre una antigua biblia que pertenece a su familia, pudimos ver que él mismo iba haciendo honor a los diseñadores de su país al vestir un traje, perfectamente bien cortado de Ralph Lauren. Con una hermosa corbata azul para entonar con su mujer y alejarse de las horrorosas y larguísimas corbatas rojas de “Ya-Sabes-Quién”.

Una mujer icónica


Por ser la primera mujer en ocupar la vicepresidencia de Estados Unidos y –por si fuera poco– ser descendiente de negros e hindúes, Kamala Harris sabía perfectamente que su aparición al jurar su nuevo cargo iba a ser histórica.

Para este momento tan trascendente eligió un abrigo de vuelo y un vestido, ambos en el mismo tono de violeta, creaciones del diseñador Christopher John Rogers, quien también es estadounidense. Estas prendas las complementó con joyas de Sergio Hudson y Wilfredo Rosado.

Ella llegó del brazo de su esposo Douglas Emhoff, quien automáticamente se convirtió en el primer segundo caballero de toda la historia de este país.

Quitándose los guantes al momento de hacer su juramento, Kamala lució muy emocionada y fue festejada por un cálido y largo aplauso al que, obviamente, se unió también un entusiasta Joe Biden.


Las estrellas que hicieron presencia


Para cantar el Himno Nacional de los Estados Unidos, llegó Lady Gaga con un espectacular vestido de Schiaparelli Haute Couture y una enorme paloma sobre su pecho que representaba la paz. La verdad es que adoré su gloriosa falda roja y quedó muy claro que no la habíamos tan glamourosa desde que se presentó en los Premios Óscar con Ha nacido una estrella.

Por su parte, Jennifer Lopez eligió vestir de blanco de pies a cabeza en blanco. Ella cantó This Land Is Your Land, America the Beatiful, y antes de terminar su canción gritó en español: “Una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos”.


Su presencia, así como la cancelación inmediata de la construcción del muro en la frontera con México, habla de la nueva apertura para la diversidad en general y para los latinos en particular en esta nueva presidencia.

Un mensaje color violeta


Kamala Harris, así como Michelle Obama y Hillary Clinton eligieron vestir diferentes tonos de color violeta o púrpura. Incluso, la noche anterior, Jill Biden también usó este color para asistir al homenaje a las víctimas del coronavirus.


Los expertos aseguran que esto es un mensaje muy claro: el violeta es la mezcla del azul con el rojo, los colores de los demócratas y los republicanos. Una manera de unir ambos grupos de personas y llamar a la conciliación.


Además ese color también era usado por las sufragistas, las mujeres que luchaban por nuestro derecho al voto y también era un tono que usaba mucho Shirley Chisholm la primera mujer negra que se lanzó como candidata a la presidencia de los Estados Unidos y quien es gran inspiración para Kamala.


Patriotas contra la modelo imprudente


Lo que más llamó la atención respecto a la imagen de todos los protagonistas de la jornada es que tanto el presidente, la vicepresidenta y sus respectivas parejas lucieron orgullosos prendas de diseñadores originarios de los Estados Unidos.

Mientras que la ridícula y majadera de Melania, no solamente eligió vestir de negro para salir de la Casa Blanca, un color sombrío que recuerda al luto, sino que llevaba un saco de Chanel, un vestido de Dolce & Gabbana, zapatos de Louboutin y bolsa de Hermès. ¡Exclusivamente marcas europeas! Es decir, no le importa nada lo que piensen de ella los estadounidenses y está más que feliz de largarse de Washington.


¿Cuánto tiempo faltará para que firme el divorcio y mande a volar al payaso de su marido, ese que no quiso quedarse a pasar el poder a Joe Biden? ¡Algo que no ocurría desde hace más de 150 años!


Nuevos tiempos

Definitivamente los estadounidenses son unos verdaderos maestros en lanzar mensajes y montar espectáculos históricos que impactan en todo el mundo. Y lo que queda claro es que los discursos, el vestuario y hasta los besos y abrazos que vimos todo el día, nos hablan de un nuevo tiempo refrescante y esperanzador. En plena pandemia, esto ya era verdaderamente urgente.


Rebeca.



Las opiniones, comentarios y aseveraciones hechas en este artículo, no representan la filosofía o valores de Gatito Fifí y solo reflejan el pensamiento de quien lo firma.





109 vistas

Entradas Recientes

Ver todo