• Sr. Gato

The Cheesecake Factory ahora en Punto Valle

Actualizado: 24 de mar de 2019



Nuestra experiencia


El staff de Muy-Fifí compartió una excelente tarde en The Cheesecake Factory donde pudimos degustar de sus platillos y postres; el menú es muy variado, cuenta con más de cien opciones y puedes encontrar un poco de todo, desde ensaladas hasta tacos de pescado, pasando por platillos típicamente gringos como las hamburguesas y los “chicken platters”. Yo ordené el Pollo Madeira, que es una deliciosa mezcla de pechuga de pollo cubierta en mozzarella y champiñones acompañada con puré de papa. Lo que más me gusto fueron los postres, pedimos un poco de todo, pero mi favorito fue el red velvet cheesecake; si sobrevivo al coma diabético habrá valido la pena.


En lo general todos los platillos lucían deliciosos, puedo verme volviendo pronto para probar cada uno de ellos.



El ambiente


Cuando entré al restaurante sentí como si volviera a las tradicionales cadenas familiares americanas de mediados de los 80s, con sillas de respaldo tejido y mobiliario de granito y madera oscura con toques en relieves dorados que pueden a algunos recordarles el “glamur chic” de los ochentas.


Antes de llegar a la sala principal, la hostess nos recibió junto a una vitrina llena de pasteles de todo tipo, solo verlos fue abrumador, la sensación de niño que entra a una juguetería me inundó. Fuimos dirigidos a nuestra mesa, muy confortable, aunque el ambiente era un poco oscuro me pareció acogedor y muy agradable.




Historia de The Cheesecake Factory


Una excelente cocinera, Evelyn Overton, y su esposo Oscar, soñaban con tener un negocio familiar exitoso. La pasión de Evelyn por la pastelería pronto la llevó a la creación de su “cheesecake” original, un éxito con todos los que lo probaban. A principios de la década de los 50s, mientras criaban a sus dos hijos, David y Renee, Evelyn convirtió su sótano en una pastelería, desde donde comenzaron a distribuir sus originales cheesecakes a los mejores restaurantes locales de Detroit.

Cuando su negocio comenzó, Evelyn jamás se imaginó el futuro que le esperaba a sus deliciosas creaciones.


El éxito de su receta secreta la llevó en 1978 a abrir su primer restaurante en Beverly Hills, bajo el nombre de “The Cheesecake Factory”, que ahora ya cuenta con 235 sucursales a nivel global, con presencia en 10 países.


En resumen


Excelente sabor a un precio razonable, los costos varían entre los $300 y $500 pesos dependiendo de la combinación que elijas. El ambiente muy agradable pero lo verdaderamente inigualable fue el servicio amable y oportuno de todo el personal.



311 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

publicidad@muyfifi.com

Contacto y Whatsapp: 1 (450) 499-4180

© 2023 Muy Fifí México