¿Cómo ser una pareja bien?

Actualizado: 27 de mar de 2020

Desde que estoy saliendo con Mauricio, he sentido mucha presión por parte de mi familia, de la familia de él y de muchos amigos que hacen demasiadas preguntas y ofrecen opiniones que nadie les ha pedido.


Es por eso que, en esta ocasión, compartiré con ustedes asuntos un poco más personales.

Mujer joven contra hombre maduro.
La eterna lucha entre generaciones.

Todos saben que los Millennials somos más abiertos y más vanguardistas que la Generación X y mucho más que los Baby Boomers, obviamente. Pero eso no quiere decir que nosotros no tengamos nuestro propio código de valores o que andemos por la vida sin objetivos y metas bien establecidas.


Y diario me enfrento a choques generacionales que me dejan exhausta. Ejemplo: por supuesto que adoro a mi novio y que no andaría con él si no pensara que la relación tiene futuro pero de eso a que mi suegra empiece con “¿Cuándo se casan?” solamente porque su hijo y yo nos fuimos con un grupo de amigos de fin largo a Nueva York, me parece completamente fuera de lugar.

Nueva York.
Me fui a NY con mi novio...¡¿Y?!

A ver, tía, todas las mujeres del planeta nos casamos vestidas de blanco porque es lo que se acostumbra y además ¡nos vemos divinas! Pero ¿de verdad crees que tus hijitas hermosas (mis cuñadas) son más vírgenes que la de Guadalupe? Por favor, no me hagas reír que tengo los labios partidos. Una cosa es que las niñas bien seamos discretas y otra muy diferente a que seamos tontas y no sepamos nada de la vida.

Novias.
Nos casamos de blanco porque nos vemos divinas. Punto.

Miren: quizá sea un tema del que no se habla pero ¡ya basta! Necesitamos que alguien alce la voz y diga las cosas como son. Por el bien de todos. Esas ideas súper antiguas de casarte extra virgen como el aceite de oliva, ya no tienen vigencia en la actualidad. De hecho son ideas machistas. Antes se obligaba a las mujeres a “guardar su pureza” porque el Súper Macho con el que te casabas tenía que estar seguro que los hijos a quienes heredaría su fortuna, eran efectivamente suyos. Ahora tenemos las pruebas de ADN, gracias.

Novia antigua.
Ella si se tuvo que casar virgen. Nosotras no.

Por otro lado, una pareja necesita tener mucha química en cuatro niveles: intelectual, emocional, espiritual y físico. ¿Cómo te vas a casar con un tipo con el que no sabes si te encanta en todas esas áreas?


Ahora bien, como lo dije más arriba, todo esto no significa que no sepamos qué queremos de la vida. Ni que seamos liberales destrampadas. No necesito explicar que no me voy a casar con el primero que me pase por enfrente. Como el caso de mi pobre prima Mariana que se encaprichó con un tipo horroroso que conoció en las misiones y que no tiene nada que ver con ella. Imagínate: él no tiene ni visa porque “no le gusta Estados Unidos” ni quiere cenar en las terrazas de Fashion Drive porque “¡qué fresas!” ¡¿Perdón?! La tonta de Mariana dice que está “muy enamorada” pero con ese cuate todo es un problema. Hasta se peleó con su mamá porque, según ella, mi tía no entendía nada del amor. (?!) La verdad es que no sé en qué va a parar todo eso.

Fashion Drive.
Al novio de Mariana no le gusta Fashion Drive. ¡¿Por?!

Volviendo a lo que estábamos. Yo estoy muy segura de que Mauricio es un gran partido y que no va a olvidar las reglas básicas de las relaciones de pareja. En primer lugar, el anillo. Todo el mundo sabe que el diamante con el que te va a pedir matrimonio, junto con su montura, deben costar el equivalente a tres meses completos del sueldo o las ganancias que el novio tenga. Es decir que, en mi caso, no puedo aceptar un anillo de menos de 300 mil pesos. Digo, yo sé que Mauricio va empezando y que esto es solamente un reflejo de sus ingresos actuales; también debo ser prudente. Sin embargo, yo estoy completamente segura que él le tira a ganar eso en un solo mes y mucho más en el futuro. ¿Ven? ¡Prudencia y previsión! Palabras claves que debes aprender de memoria, si sabes lo que te conviene en la vida.

Anillo Tiffany.
Obviamente no podría aceptar un anillo de menos de 300 mil.

Otra de las reglas que hacen de una pareja una asociación exitosa es tener comunicación total. Muchas chavas cometen el error de asumir que el novio va a adivinar lo que ella desean. ¡Grave error niñas! Los hombres son seres más simples que no entienden de sutilezas, insinuaciones, mensajes ocultos y mucho menos de parábolas. A ellos hay que decirles las cosas claras y ¿sabes qué? ¡Ellos aprecian mucho que lo hagas! Mira un ejemplo:


MAL

– Mi vida, me encantaría tener una luna de miel paradisíaca, contemplando paisajes muy originales, con un toque contemporáneo.


BIEN – Amor, para nuestra luna de miel tenemos que ir a Hawaii, luego nos pasamos a Australia y al final llegamos a Japón. Aquí está el teléfono de la agencia donde me hacen los tours, para que no batalles.


¿Me explico? Para los hombres todo claro y fácil.

Tokyo.
Mi Luna de Miel termina en Tokyo, sí o sí.

Miren niñas, hay muchas cosas más que hablar respecto de los hombres y las relaciones ideales a las que todas tenemos derecho. Por lo pronto, quédense con la idea de que sólo perteneces a ti misma y que tú misma eres suficiente. Ya con tus propias armas y conocimientos podrás encontrar a esa persona con la que puedas compartir sueños, alegrías...tu casa aquí en San Pedro, el depa en la Isla, las cuentas en dólares, los Mercedes, las joyas y todos los elementos básicos y necesarios para una vida normal y decente.


¡Seguimos en contacto! Rebeca


La historia, situaciones, todos los nombres, personajes e incidentes retratados en esta obra son ficticios. Sin identificación con personas reales (viva o muerta), lugares, edificios o productos. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia

978 vistas

Entradas Recientes

Ver todo