• Sr. Gato

Lo Spuntino Arboleda, una cena casi romántica


Nuestra experiencia

Hace un par de días visitamos Lo Spuntino en plaza Arboleda, en esta ocasión no me acompañó el staff de Muy Fifí, solo mi pareja. No teníamos grandes expectativas en realidad, un review más solamente, ¡ya saben cómo funciona!, ordenar algunos platillos, charlar con los meseros y el encargado y tomar muchas fotos, lo de siempre. Siempre elegimos terraza para cenar, pero esta vez decidimos cenar dentro; lo primero que notamos al entrar fue la decoración, nada del otro mundo, sencilla, clásica y elegante, había poca gente a pesar de ser viernes.


Nos recibieron muy amablemente, tomamos una mesa pequeña, el lugar estaba a media luz, cada mesa la iluminaba una pequeña lámpara en el techo que incidía y alumbraba solo el centro, creando un claroscuro como escapado de una pintura rococó de Goya. Ya entrados en tema, ordenamos un poco de vino tinto de un productor nacional, desafortunadamente no lo tenían, era el tinto más común, ¡no podía creerlo!, pero fueron proactivos y nos sirvieron uno similar, después de solo 10 minutos y el incidente del vino ya la cosa no pintaba tan bien, tomé un par de notas. Para empeorar la situación, nos mostraron el menú de entradas y el menú principal, entre la escasa iluminación y la tipografía, aquello era ilegible, las notas seguían fluyendo y esto no mejoraba. Al poco tiempo el mesero nos hizo algunas recomendaciones y ordenamos 5 platillos para degustar, dos entradas y tres platos fuertes. Las entradas las sirvieron inmediatamente acompañadas de una canasta de focaccia.


Para ese momento, no sé si fue el vino o la escasa iluminación, pero a pesar de los pequeños tropiezos de la velada, estábamos realmente a gusto, el ambiente era muy agradable y el servicio bueno. Las entradas que ordenamos no eran para nada italianas, pedimos un ceviche de atún y un filete en salsa, estaban deliciosos, especialmente el filete. Al poco tiempo llegaron los platillos principales, de los cuales solo comimos un poco pues habíamos llenado con las entradas. A pesar de todo y gracias al excelente servicio de los meseros que nos atendieron y la buena comida (casi toda), una cena poco prometedora se había convertido en una cena casi romántica que terminó con un delicioso café y una larga charla. Posiblemente algo de música hubiera redondeado la velada.


El ambiente

Acogedor y agradable, un poco de música muy baja no les haría daño.


Lo bueno

Cuentan con un extenso menú de platillos italianos y algunas entradas “fusión” para compartir. La cocina responde muy rápido, por lo que no tienes que esperar mucho. El trato de todo el personal es excelente.


Lo no tan bueno

Algunos platillos resultan muy simples en relación con su costo, como las pastas o las pizzas, que no brillan por su originalidad, son más bien buenos acompañantes para otro platillo fuerte. No cuentan con todos los vinos de su carta.


El precio

De MXN400 a MXN650 ticket promedio por persona


Recomendaciones

Los platillos más recomendados: fettuccini gamberi e vodka, el filete de pescado, el petto di pollo ripieno, el filete il latini, la lasaña clásica, el filetto al chianti (en salsa de vino tinto), el crudite di tono y el crudite di totoaba. Los menos afortunados: el pulpo alla griglia y el spaghetti con langosta.



En resumen

No tiene los mejores platillos italianos pero es un buen restaurante para cenar en familia o en pareja donde pueden degustarse platillos de alta calidad en un ambiente muy agradable.



210 vistas

Entradas Recientes

Ver todo