Festejar a México es genial

En septiembre, lo mejor que podemos hacer los mexicanos es festejar a nuestra tierra. Disfrutar de nuestra identidad y celebrar la fortuna de haber nacido en un país extraordinario que está lleno de tradiciones y es cuna de una cultura rica y milenaria.

Para tener bien dominado el tema y saber cómo presumir a México cuando estés en un café de Champs-Élysées en París, platicando con tus amigos franceses, alemanes e ingleses, veamos cinco cosas que, como mexicano, debes conocer a la perfección.


Bandera de México.
El diseño de nuestra bandera es más nuevo de lo que imaginas.

Bandera de México

La bandera tricolor que todos conocemos nunca fue vista por Miguel Hidalgo y Costilla, el famoso Padre de la Patria. En realidad, fue un encargo del Emperador Agustín de Iturbide en 1821 a un sastre de nombre José Magdaleno Ocampo, en la época que el Ejército Trigarante se encontraba en la ciudad de Iguala. Es decir, que le debemos al emperador nuestra identidad mexicana mucho más de lo que la Historia Oficial nos hace creer. En esas primeras banderas, no estaba la serpiente en el escudo y el águila llevaba en la cabeza la corona imperial. Desde entonces a la fecha, la bandera mexicana ha experimentado algunos ajustes y rediseños, principalmente en el escudo. La bandera actual es mucho más reciente de lo que imaginas: fue aprobada por el Congreso el 23 de diciembre de 1967, justo a tiempo para ser usada en las Olimpiadas México 1968.


Parroquia de Dolores.
La Parroquia de Nuestra Señora de los Dolores.

Grito de Dolores

Al hablar del Grito de Dolores, ningún mexicano pensará que alguien está dando de alaridos porque algo le hace sentir un dolor incontrolable. Se trata del acto que, siendo mitad histórico y mitad legendario, se considera como el inicio de la guerra de Independencia de México. Según nos contaron desde niños, hubo un sacerdote llamado Miguel Hidalgo y Costilla quien, en el atrio de la Parroquia de Nuestra Señora de los Dolores, llamó a sus feligreses para que se levantaran en armas contra “el mal gobierno” y otras cosas que no les gustaban. Pero hay algo que es muy importante no perder de vista. Originalmente Hidalgo y sus amigos, lo que querían era el regreso del rey español Fernando VII quien había abdicado a favor de los franceses. Además gritaron “¡Viva América!” no “¡Viva México!” porque en esos momentos, nuestro país se llamaba Nueva España. Gracias. Lo bueno es que todo salió muy bien para nosotros y ahora vivimos muy felices en México lindo y querido.


Mariachi Vargas
Mariachi Vargas de Tecalitlán ¡desde 1898!

El Mariachi

El representante por excelencia de la música mexicana es, sin lugar a dudas, el mariachi. El conjunto de músicos original – o tradicional – viene desde la Nueva España y llevan el vestuario típico de los campesinos de la época.

Sin embargo, lo que conocemos como mariachi moderno tiene fuerte influencia de las usanzas y estilo de Cocula en Jalisco y se ha desarrollado principalmente desde la tercera década del Siglo XX hasta nuestros días. De hecho, el vestuario, instrumentos y música del mariachi moderno son los más conocidos en el mundo entero como símbolos de nuestro país.

El advenimiento del cine y, principalmente, la Época de Oro del cine mexicano son los momentos históricos que dieron gran difusión al mariachi haciendo que se convirtiera en parte fundamental de nuestras fiestas. En realidad, el momento más intenso y emocionante de cualquier fiesta mexicana, ya sea boda, quinceaños, aniversario o hasta funeral, es cuando entra el mariachi en todo su esplendor. 

Lo tenemos tan en las venas que hasta nos emocionamos cuando en la serie La casa de las flores de Netflix, aparece el mariachi en un momento que para nada viene al caso y Paulina de la Mora dice: “¡Ol-vi-dé-can-ce-lar-el-ma-ria-chi!”


Dos caballitos de tequila.
Tequila, la bebida más mexicana.

El Tequila

Si te quieres sentir verdaderamente mexicano, no te vas a tomar una copa de champaña, un té Earl Gray, un sake o una Coca Cola, por piedad. Lo que vas a hacer es sacar un caballito y servirte un buen tequila que tomarás de un solo trago; sal y limón incluídos. Como buen compatriota, ya sabes cómo se hace.

Esta bebida mexicana, originaria de Tequila, Jalisco, es famosa en todo el planeta, sobre todo después de la intensa promoción internacional que se le hizo a finales del siglo pasado a este destilado con denominación de origen que incluye todos los municipios de Jalisco, treinta de Michoacán, ocho de Nayarit, siete de Guanajuato, y ¡hasta 11 del estado de Tamaulipas! El mejor tequila y el más puro es el que se obtiene cien por ciento del agave. Y aunque ya existen muchas marcas, hay algunas variedades mucho más sofisticadas y exquisitas que son las que seguramente acostumbran en tu casa.

Así que para brindar correctamente en septiembre – y en todo el año – nada mejor que un buen tequila. No lo vayas a arruinar todo celebrando con cerveza. Además ¡no tenemos nada que ver con los alemanes! ¿Te queda claro?


Cocina mexicana.
Platillos mexicanos, como los que hacían en casa de la abuela.

Gastronomía mexicana

Lo más maravilloso de la comida mexicana es que tiene raíces milenarias. Desde los mayas, los olmecas y los aztecas, pasando por La Colonia y llegando hasta el México independiente, todas las épocas y culturas han dejado ingredientes y recetas que hacen de nuestra mesa un verdadero Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, como lo declaró la UNESCO en 2010.

Pero hay que saber distinguir, no todo son tacos y flautas. Pensemos en chiles en nogada, mole poblano, pozole, tamales, enchiladas, aguachile, guacamole, birria, asado de puerco, cabrito al pastor y cochinita pibil. Todo esto, son sólo algunos ejemplos de platillos deliciosos que no pueden faltar en la mesa de alguien que se quiere lucir con recetas mexicanas.

¡Y falta lo dulce! Ate de membrillo, arroz con leche, capirotada, buñuelos, churros, flan, pan de elote, jericallas y dulces de leche quemada, todo esto acompañado de una buena taza de chocolate, son la razón por la que muchos caen plenamente rendidos a las delicias de nuestro país.

Tú sigue en el gimnasio todos los días y haz ejercicio cardiovascular hasta caer rendido de cansancio para que puedas comer sin pudor toda la exquisita comida que México ofrece al mundo. ¿Verdad que México es genial? Yo lo único que tengo que decir es que, no solamente en septiembre, sino todo el año ser mexicano ¡es muy fifí!


Sígueme en Instagram: @felixrivera333

572 vistas

Entradas Recientes

Ver todo