¿Es neta que te vas a disfrazar así?

Actualizado: 27 de mar de 2020

¡Me tienen harta esas tipas!

A todas esas niñas que aprovechan Halloween para vestirse de zorras, pensando que nadie las va a criticar, les tengo noticias: las tenemos vigiladas y estamos a dos segundos de dejar de hablarles.

O sea, no tiene nada de malo ponerse un vestidito cute, entallado poquito y usar zapatos un poco más llamativos que lo normal. Al fin de cuentas es un disfraz ¿estás de acuerdo? Pero ese traje de baño negro que, según tú, es “disfraz de bruja” y parece que lo traes pintado al cuerpo, con tiras de gasa saliendo de la cintura y un escote de vértigo con el que enseñas hasta el alma, no te hace ver atractiva, amiga. Lo único que vas a conseguir es que los hombres te pregunten tu tarifa por hora.


Disfraz de bruja.
La delgada línea entre atractiva y zorra.

Ahora bien, en Halloween no todas se convierten en exóticas corrientes. También están las que parecen mensas y las que no quieren darse cuenta que su báscula las odia. Por su parte, los chavos también cometen errores horrorosos al momento de elegir disfraz para la fiesta de Halloween. Así que, para que no cometas errores de los cuales te podrías arrepentir el resto de tu vida, te paso las categorías de disfraces en las que nunca jamás deberás caer. Después no digas que no te lo advertí.


La zorrificación de lo que sea.

Disfraz de enfermera.
¿Tanga y medias de red? ¡¿Qué te pasa?!

Ya te advertí de la bruja vulgar que todas quieren ser. Pero hay niñas tan desorientadas que son capaces de volver una profesión noble y sana como la enfermería, en un espectáculo de carne y deseo. ¿Has visto ese disfraz de enfermera que es un mini vestido con el que se ve la tanga y se lo ponen con medias de red? Bueno, ese es un Big No-No. Te voy a decir un secreto, amiguita, esos vestidos son para usarlos en la intimidad con tu pareja, no para que vayas a la fiesta que organizaron las del martecitos.


Tontas y ñoñas

Disfraz de muñeca de trapo.
¿Así? ¿O más mensa?

En el otro extremo están las chavas que se sienten atrapadas en la infancia y creen que es muy tierno y lindo usar el tipo de disfraces que usan las niñas de 7 años. Hace dos años, vi en casa de mi suegra, a la prima de mi novio con un disfraz de Raggedy Ann con el que se veía más estúpida que nunca. Para los que no tienen idea de lo que hablo, me refiero a un vestuario de “muñeca de trapo”. Mira bebé: ni de Rosita Fresita, ni de Hello Kitty y mucho menos de Muñequita Elizabeth ¡no seas naca!


Embutidas como chorizo

Disfraz de monja, talla extra.
¡Juras, gorda!

Niñas, me queda claro que no todas pueden ser talla cero como afortunadamente soy yo. Gracias a Dios que tengo un metabolismo divino. Pero si hace años que renunciaste a subirte a la báscula y los espejos sólo los usas para pintarte los labios, por piedad, ¡no te pongas ese disfraz de monja que te queda tan apretado que parece que va a estallar de un momento a otro. Opciones prácticas para ti: Úrsula, la pulpo de La Sirenita o Edna Turnblad, la mamá de Hairspray. Te lo digo por tu bien.


El superdotado

Disfraz de taladro.
A todos nos quedan claros tus complejos, baby.

Por parte de los hombres también hay errores monumentales que no deberían cometer al momento de disfrazarse. Y como lo más frágil de este mundo no es el cascarón de un huevo sino la masculinidad de muchos hombres, hay tipos que usan vestuarios para acentuar los atributos que llevan debajo del ombligo. El disfraz de taladro es el que grita más fuerte: “¡lo tengo súper chiquito!” Amigo: hazte un favor y no hagas públicos tus complejos.


El aburrido

Playera de Halloween.
El "disfraz" más aburrido del mundo.

Ya sabemos que algunos hombres se toman demasiado en serio a sí mismos y se niegan a usar disfraces. No entiendo cómo se atreven a no salir disfrazados en pareja con nosotras, sus adorables novias que nos esforzamos tanto en disfrazarnos súper lindas y originales. Son los típicos que a lo más que llegan es a usar una playera que dice “This is my Halloween costume”. ¿Te digo algo, amor? Eso es tonto, aburrido y no viene al caso.


Los enclosetados

Disfraz de bailarina para hombre.
Saliendo en estampida del clóset.

Así como están las puti-brujas, también están los chavos que aprovechan Halloween para sacar esos deseos que llevan dentro desde niñas –¡perdón!– desde niños y se ponen disfraces de mujer con el pretexto de que quieren ser muy originales y open-mind. A ver, mi chavo, no tengo nada en contra con las preferencias de cada quién y la diversidad. Pero al mundo entero, incluyendo a tu novia, siempre les has dicho que eres heterosexual. Mejor sal del clóset y todos te vamos a querer más.


Bien, ahora ya conocen las seis categorías que deben evitar con todas sus fuerzas si no quieren hacer el ridículo más grande de todos los tiempos en las fiestas de Halloween.


La ventaja de ustedes es que me tienen para asesorarlos.


¡Seguimos en contacto!


Rebeca


La historia, situaciones, todos los nombres, personajes e incidentes retratados en esta obra son ficticios. Sin identificación con personas reales (viva o muerta), lugares, edificios o productos. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia

1,711 vistas

Entradas Recientes

Ver todo