Eternamente bellos

Actualizado: 28 de jul de 2019

Más hermosos que nunca, luminosos como un sol y eternamente jóvenes. Así es como todos quieren lucir en todo momento y en todo lugar, por los siglos de los siglos. Amén.


Rostros de hombre y mujer.
Todos quieren ser perfectos.

Parece que el Siglo XXI nos trajo muchos compromisos estéticos y enormes obligaciones de belleza y frescura que nos sentimos obligados a cumplir. Una de las razones por las que esto sucede es que ahora tenemos, las 24 horas del día, dispositivos súper poderosos en la mano que cuentan con cámaras fotográficas capaces de capturar imágenes en una resolución tan alta que hasta los más microscópicos puntos negros son descubiertos sobre nuestros rostros.


Rostro de mujer hermosa.
¡No me odies por ser bonita!

– ¡Qué tarea tan titánica tener toda la vida cutis de porcelana, cuerpazo de un millón de dólares y una cabellera de concurso! – dijo una sampetrina súper preocupada.

– Ay, por piedad. No exageres. Si acaso, eso nada más aplica a ustedes las mujeres – le contestó el más machista y feo de sus amigos del grupo del Campestre.


¡Hombre necio que acusáis a la mujer sin razón! Todas las personas, sin importar el género, sentimos esa presión por mantener una imagen impecable que nos permita sentirnos cómodos con nosotros mismos todo el tiempo, incluso en el terrible caso de que alguien nos tome una fotografía al estar descuidados y después, todavía peor, la suba a las redes sin filtros.


Grupo de personas haciendo un selfie.
"Mientas yo salga guapo en la selfie..."

Ah, porque ¡no tratemos de negarlo! Cuando tomamos una foto de grupo, solamente revisamos si nos gusta como salimos nosotros mismos y la publicamos de inmediato, aunque los demás salgan como si los acabara de atropellar el tren.


Aplicaciones para retocar imágenes en los celulares hay miles. Algunas más realistas que otras. El problema empieza cuando las personas filtran tanto sus fotografías que terminan pareciendo extraños muñecos de cera, acartonados y blanquísimos. El resultado de hacer esto es exactamente el contrario al que esperaban: ¡lucen horribles!


Fotografía antes y después.
Amiga, date cuenta: tu filtro da un poco de miedo.

Ante tanta presión social, empezamos primero a hacer citas en los salones de belleza y en las barberías con mayor frecuencia, después a llenar los gimnasios y al final, casi sin darnos cuenta, ya estamos sentados en el consultorio del Dr. Lozano Machinena. – Doctor: ¿y en cuánto me sale una estiradita de la cara? Algo muy natural, que no se note. ¿Y si al mismo tiempo me saca algo de grasa de la panza? Digo, si ya me va a tener dormida…


Es increíble el modo en que se llenan las agendas de los cirujanos plásticos. La lista de sus pacientes es interminable. Todo ellos piden desde las tradicionales rinoplastias, pasando por los implantes mamarios y terminando en las lipectomías más agresivas para recortar metros y metros de piel que, aquellos que bajaron más de 60 o 70 kilos de peso, traen colgando por todos lados.


Los procedimientos estéticos están súper bien y se inventaron para hacer ajustes y resaltar la belleza particular de cada quién. Pero, por favor, lee con detenimiento la palabra clave de todo esto: ¡dije ajustes! Aquellos que intentan hacer reconstrucciones generales y transformaciones totales, al primer doctor al que tienen que visitar es al psiquiatra.


Paciente de un cirujano plástico.
Ajustes y detalles ¡no reconstrucciones totales!

Cerca de nosotros hay montones de profesionales de la belleza que hacen trabajos espectaculares. Pero tenemos que poner de nuestra parte: si queremos hacernos una liposucción, primero tenemos que aprender a comer bien y hacer ejercicio con regularidad. Si deseamos que nuestra piel luzca más joven, lo que tenemos que hacer en primer lugar es dejar de asolearnos y tomar mucha agua.


Ya que decidas hacerte ciertos arreglitos, asegúrate de conocer bien los procedimientos y para qué sirve cada uno de ellos. Por ejemplo ¿conoces la diferencia entre el bótox y los rellenos para desaparecer arrugas? ¿Sabes cuándo se debe usar cada uno de ellos? ¿Quiénes son candidatos y quiénes no? Si la respuesta a cualquiera de estas tres preguntas es no, sigue de cerca Muy Fifí, te lo voy a explicar muy pronto.


Sígueme en Instagram: @felixrivera333

1,032 vistas

Entradas Recientes

Ver todo